Danzantes concherosEl origen de los Danzantes Concheros está en la narración del mito fundacional de la propia ciudad de Querétaro.  El 25 de julio de 1531 en la loma de Sangremal los conquistadores al servicio de la Corona Española aliados con el cacique otomí Conin, libraron una batalla ritual a brazo partido contra los indios chichimecas. Cuentan las crónicas que los chichimecas estaban por vencer a sus opositores cuando ocurrió un eclipse solar, el cual supuestamente asustó a los naturales. Los españoles aseguraron que en el firmamento se apareció el Señor Santiago montado en un corcel blanco y con una gran Cruz luminosa. Sólo así los indios se sometieron y al grito de “Él es Dios” comenzaron a danzar y a adorar a la cruz.

Lo cierto es que danzas como las de los Concheros se han ido estructurando a lo largo del tiempo. Son el resultado de una acción liberadora de los pueblos prehispánicos, una respuesta adaptativa y de salvación ante la violenta conquista. Para el investigador Valencia González se dio un proceso de engañosa y simulada sumisión que se manifestó principalmente en lo religioso. Esta resistencia pasiva les permitió a los pueblos indígenas proseguir con sus rituales antiguos, costumbres y culto a sus divinidades, sin oponerse al bautismo y a las fiestas impuestas.

Danzantes concherosUna parte de la película aborda la crónica de la organización y el desarrollo de estos rituales y ceremonias. También muestra como esta propia convivencia, donde en teoría las personas dan lo mejor de sí en aras de una fraternidad utópica, también genera enredos en la eterna búsqueda del poder.

Y es que siendo una tradición transmitida principalmente de forma oral, existe mucho espacio para las interpretaciones y el debate acerca de quién posee la verdad. El deber ser, las formas correctas, las voces autorizadas se multiplican y chocan entre sí. Esta división y antagonismo desafortunadamente ha separado familias enteras cuyos integrantes se disputan el bastón de mando, un rango de autoridad o la herencia de un linaje. Y esto se suma a una peculiar relación con el poder gubernamental y eclesiástico.

Más información de esta interesantísima comunidad en: