Una investigación íntima y personal de la tradición de los Danzantes Concheros en el centro de México, y de cómo sus prácticas y rituales sincréticos encuentran su lugar en la vida contemporánea. El punto de partida estético, político y moral es la construcción de historias y símbolos para trascender y resignificar las vicisitudes de la propia existencia.